Lo más destacado

Estados Unidos planea aprobar estrictas medidas antimigratorias por año electoral

El presidente de Estados Unidos Joe Biden y congresistas de su país están considerando aprobar “nuevas y estrictas medidas migratorias que contravendrían estándares internacionales” de derechos humanos y expondrían a miles de migrantes y solicitantes de asilo a situaciones peligrosas, alertó la organización Human Rights Watch.

En este sentido pidió al gobierno mexicano rechazar cualquier nuevo acuerdo con Estados Unidos que conduzca a un aumento de las expulsiones sumarias de solicitantes de asilo hacia México.

Previo al encuentro que sostendrán hoy en Washington con el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken, la organización envió una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la secretaria de Relaciones Exteriores, Alicia Bárcena, quien encabeza la delegación mexicana, para plantear su solicitud.

Además, subrayó que algunas de las medidas propuestas "requerirían el beneplácito del gobierno mexicano para ser implementadas".

Juanita Goebertus, directora para las Américas de HRW, señaló que el presidente López Obrador “tiene la oportunidad de defender los derechos de miles de migrantes y solicitantes de asilo vulnerables, en su mayoría latinoamericanos, negándose a acceder a otro acuerdo que permita a Estados Unidos expulsar migrantes hacia México”.

De acuerdo con la organización, las propuestas que están siendo consideradas incluyen crear una nueva regla que permitiría a los funcionarios migratorios de Estados Unidos expulsar a los solicitantes de asilo sin evaluar sus casos, “lo cual sería similar a la política de expulsión fronteriza del Título 42”, que terminó en mayo de 2023.

También se plantea la posibilidad de restringir el programa de permisos humanitarios, que permite a ciertas personas de Cuba, Haití, Venezuela y Nicaragua solicitar permiso para viajar legalmente a los Estados Unidos; así como hacer permanente una nueva versión de la “prohibición de tránsito”, una norma que obliga a cualquier solicitante de asilo que haya pasado por un país en su camino hacia Estados Unidos a demostrar que lo requirió en ese país y fue rechazado.

Human Rights Watch mencionó que las nuevas restricciones migratorias propuestas por los legisladores estadounidenses son a cambio de su apoyo para autorizar más de 100 mil millones de dólares en fondos de ayuda para Ucrania e Israel, en el marco de las negociaciones del presupuesto federal de Estados Unidos para 2024, entre el gobierno de Biden y el Congreso de su país, donde los legisladores republicanos tienen mayoría en la Cámara de Representantes.

Con información de la Jornada.

Share this article
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…