Tendencias

¿En qué consiste el nuevo Régimen de Confianza y cómo ayudaría a los pequeños contribuyentes?

Ciudad de México.- Los emprendedores, pequeños agricultores y negocios como estéticas, tienditas de abarrotes, carnicerías, talleres mecánicos, salones de belleza, carpinterías, hojalaterías, y taquerías podrán pagar menos impuestos con el nuevo Régimen de Confianza Simplificado de Contribuciones.

Se estima que podrían entrar a este nuevo esquema diseñado especialmente para facilitarle la vida a los pequeños contribuyentes, 21 millones de micro y pequeños negocios que hoy pagan impuestos más los potenciales que podrían migrar al sector formal.

Es decir, todos los que actualmente tributan en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), de arrendamiento, personas físicas con actividad empresarial y con actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras (Agapes) con ingresos anuales menores a 3.5 millones de pesos.

Para animarlos, este universo de contribuyentes que representa el 82% de las personas físicas, se propone en la miscelánea fiscal del 2022, que paguen una cuota fija dependiendo de su ingreso bruto anual.

Esto significa que el 12% de las personas físicas que tributan actualmente podrán pagar entre el 1% y 2.5% del impuesto sobre la renta (ISR), pero no podrán hacer deducciones.

Los que tengan ingresos mayores a esa cantidad, no entran al nuevo régimen de simplificación para personas físicas, pero sí tendrán derecho a hacer todas las deducciones de gasto que permite la ley actualmente.

Pagarán el 1% los pequeños negocios con ingresos de hasta 300 mil pesos anuales; el 1.1% cuyos ingresos sean de hasta 600 mil pesos; el 1.5% hasta un millón de pesos; 2% hasta 2.5 millones de pesos; y 2.5% hasta el límite de 3.5 millones de pesos anuales.

Según la propuesta que se envió al Congreso de la Unión, el cálculo para el pago del ISR se reduce de manera considerable, y resulta de multiplicar dichas cuotas por el ingreso bruto recibido.

Para las empresas

Para las empresas cuyos ingresos sean de hasta 35 millones de pesos anuales podrán estar en el régimen de simplificación, sólo si están constituidas por personas físicas.

Es decir, no podrán ser partes relacionadas de las empresas o pertenecer a un corporativo.

Se espera cubrir el 96% de las personas morales con este beneficio.

Entre las ventajas, es que se les permitirá declarar sus impuestos de manera simplificada por medio del esquema conocido como acumulación de ingresos, y pagarán conforme a sus flujos de efectivo.

Van a pagar impuestos de lo que realmente capturan o ingresan en sus cuentas bancarias.

El beneficio es que actualmente pagan impuestos sobre ingresos devengados, lo que representa un costo importante para el empresario, ya que cuando todavía no reciben el ingreso, ya tienen que cumplir con sus obligaciones fiscales.

Con ello, las empresas podrán tener liquidez, sin que cambie la tasa a pagar del ISR, o sea que se mantiene el nivel del 30% empresarial.

Factura móvil

En el primer año de vigencia del nuevo esquema de simplificación que se estima sea el tiempo de adaptación, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) les realizará la declaración mensual optativa.

A partir del segundo año será obligatorio con declaraciones precargadas, y se facilitará la presentación a través de aplicaciones adicionales que desarrollará el SAT como la factura móvil, un servicio que será gratuito para que los mismos contribuyentes puedan generar sus comprobantes fiscales. (El Universal)

Share this article

About author

OPTV
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…