Principal

Economía mexicana se desploma 18.9% en segundo trimestre; su peor caída histórica

Ciudad de México.- La economía mexicana se contrajo 18.9 por ciento anual en el segundo trimestre del año, su peor descenso en la historia, derivado de la pandemia de COVID-19, de acuerdo con la estimación oportuna publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este dato sucede a la caída de 2.2 por ciento a tasa anual que la economía de México tuvo en los primeros tres meses de este año, y es la quinta contracción consecutiva.

Por actividades, las primarias (agricultura, ganadería, etc) cayeron 0.3 por ciento de abril a junio, frente al mismo periodo de un año antes; las secundarias (industria) descendieron 26 por ciento y las terciarias (servicios) bajaron 15.6 por ciento.

La estimación oportuna proporcionada por el Inegi podría cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 26 de agosto de 2020.

El histórico descenso de 18.9 por ciento anual es propiciado por los efectos de la pandemia, cuyas afectaciones fueron muy considerables en abril y mayo, los dos meses completos de paro de actividades no esenciales y generalización de las medidas de confinamiento en el país.

La caída más cercana al dato de este miércoles ocurrió en el segundo trimestre de 1995, cuando en el marco de la crisis de ese año la economía se desplomó 8.6 por ciento.

La contracción del PIB en el segundo trimestre de este año superó también los registros de 2009, año en el que México sufrió los efectos de la crisis mundial y de otra pandemia: la de la influenza AH1N1.

En esa época, la caída más grande a tasa anual fue la del periodo que corrió de abril a junio de 2009, cuando la economía bajó 7.7 por ciento.

La cifra está en línea con los pronósticos de instituciones financieras que advirtieron de una caída sin precedentes para la economía mexicana para el periodo que abarcó la mayoría de la Jornada Nacional de Sana Distancia anunciada por el Gobierno federal para reducir la propagación del virus SARS-CoV-2.

Citibanamex había pronosticado una contracción de 18.1 por ciento; Santander, una de 18 por ciento; Banorte, una de 19.5 por ciento, mientras que HSBC estimaba una caída de 20.5 por ciento.

Por otra parte, la previsión de Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, era de una baja de entre 19 y 20 por ciento anual para el segundo trimestre de 2020.

Las ‘señales’ de esta contracción fueron ‘adelantadas’ por las actualizaciones del Índice Global de la Actividad Económica de México (IGAE), que en abril y mayo reportó descensos históricos de 19.6 y 21.6 por ciento anual, respectivamente, según el Inegi.

¿Cuál fue la historia de México (y la pandemia de COVID-19) entre abril y junio?

En el segundo trimestre de este 2020, miles de pequeños negocios familiares y empresas tuvieron que detener sus actividades por la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Dicha estrategia, que estuvo vigente del 23 de marzo al 30 de mayo, estableció que solo aquellas actividades consideradas como esenciales –como venta de alimentos a domicilio, supermercados, trabajos del sector salud, entre otros–, podían continuar sus operaciones.

El Gobierno federal informó que a partir del 1 de junio, México entraría en la denominada fase de ‘nueva normalidad’, bajo la cual cada estado podría reiniciar ciertas actividades de acuerdo con el estado del semáforo de riesgo por COVID-19.

Con esta ‘nueva normalidad’, la construcción, la minería y la fabricación de equipos de transporte pasaron a ser consideradas como actividades esenciales, permitiendo su regreso operativo.

A raíz de la pandemia, México ha vivido una pérdida importante de empleos tanto en el sector formal como informal.

En el caso de los trabajos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los efectos de la pandemia de COVID-19 fueron responsables de que se perdieran un millón 113 mil 677 empleos formales en el primer semestre de este año.

Entre marzo y mayo, meses incluidos en la Jornada Nacional de Sana Distancia, se eliminaron un millón 30 mil 366 puestos de trabajo. Ya en junio, el primer mes de la ‘nueva normalidad’, la pérdida en este indicador fue solo de 83 mil 311 empleos formales.

Aunque sumando otro tipo de empleos, como os públicos o los del sector informal, la pérdida de plazas laborales se dispara. Jonathan Heath, subgobernador del Banxico, señaló a inicios de este mes que el número de empleos eliminados en abril y mayo era más de 12 millones, de acuerdo con datos del Inegi.

Tomando como base datos del Inegi y el IMSS, el Banco Central elaboró una tabla en la que se detalló que en esos meses se perdieron 3.72 millones de empleos formales y 8.46 millones de puestos de trabajo informales.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en lo que va de julio, solo se han perdido 30 mil empleos en el sector formal. Incluso descartó que en la semana que empezó el 20 de julio no se registró eliminación de puestos de trabajo.

“Yo quiero cerrar el mes sin pérdida de empleo para que en agosto empecemos a la recontratación de trabajadores y comience la recuperación, porque he dicho que esta crisis tiene que ser como una ‘V’: caer y levantarnos”, dijo en su visita a Salina Cruz, Oaxaca.

Comparación trimestral

El PIB cayó 17.3 por ciento en el segundo trimestre del año, comparado con el primer trimestre, de acuerdo con las cifras publicadas por el Inegi.

El descenso, también sin precedentes, es la sexta contracción consecutiva de la economía mexicana.

Por actividades, las primarias cayeron 2.5 por ciento, las secundarias 23.6 por ciento, y las terciarias 14.5 por ciento. (El Financiero)

Share this article
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…