UACJ

Pulso Industrial

Nacional

Caso Ayotzinapa; reconoce CNDH que sí quemaron a estudiantes

Ciudad de México.- En su recomendación sobre los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) delineó el perfil de "El Patrón", quien, de acuerdo con el organismo ordenó, coordinó y controló las acciones contra los normalistas de Aytozinapa.

La CNDH señaló que descubrir su identidad es uno de los aspectos estratégicos para conocer con certeza el destino de los 43 normalistas desaparecidos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos detalló que se trata de alguien que debe tener un alto perfil con poder de decisión, situado por encima de líderes de células criminales y líderes municipales del crimen organizado, de lugartenientes y líderes regionales de grupos delincuenciales organizados.

Pero que el alcance y poder de “El Patrón” sobrepasa, por mucho, el ámbito municipal y llega hasta el ámbito estatal y federal.

La identidad de "El Patrón", agregó la CNDH, concierne a un sujeto con alta capacidad de dirección y de organización para la realización de actividades ilícitas; con suficiencia para manejar multiplicidad de escenarios y gran cúmulo de datos; con la posibilidad de mantener el control de la información; con agudeza para emitir órdenes precisas y, si se requiere, simultáneas; con firmeza para tener el dominio de una pluralidad de operadores y ejecutores, tanto de su organización como de autoridades y corporaciones policiales; con un poder corruptor capaz de apoderarse del control y mando de diversas corporaciones de seguridad y de autoridades políticas y administrativas; con poder para destruir y ocultar evidencias que lo incriminen; con poder y contactos que le garanticen impunidad y se oculte su identidad y con los medios para garantizar una efectiva protección a los líderes visibles de la organización criminal bajo su mando.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos detalló la participación de "El Patrón" como instigador del traslado de los normalistas detenidos en la comandancia de la Policía de Iguala a Loma de Coyotes para ser entregados a miembros de la organización criminal de "Guerreros Unidos", estaría corroborada con una prueba científica y técnica particularizada en la georreferenciación de la línea telefónica del subdirector de la Policía de Cocula aquella noche del 26 de septiembre de 2014. (Excélsior)

Last modified on Thursday, 29 November 2018 18:19
Share this article
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…