Pulso Industrial

Nacional

La venganza de Elba Esther: apoya a Morena en Edomex

Estado de México.- Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío. Y tal pareciera que a la maestra Elba Esther Gordillo le ha llegado la hora de comerse su plato en las elecciones del Estado de México con el apoyo que ha declarado a Morena, tras su rompimiento con el presidente Enrique Peña Nieto.

En 2006, tras su sonado pleito con el entonces líder nacional y candidato presidencial del PRI, Roberto Madrazo, la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación buscó un acercamiento con Andrés Manuel López Obrador, quien se negó a sentarse con Gordillo. Ante la negativa, la maestra terminó pactando con el candidato del PAN, Felipe Calderón, y operó con varios gobernadores del PRI para que apoyaran al candidato blanquiazul.

Con el apretado triunfo de Calderón, el ungido mandatario le cedió a Gordillo no sólo el control de la Secretaría de Educación Pública, sino también la Lotería Nacional y el ISSSTE. El apogeo del poder de la maestra durante el sexenio calderonista le permitió además consolidar la estructura del partido político Nueva Alianza y tender sus redes de influencia con los gobernadores, de quienes recibió cuantiosos recursos económicos para el sindicato magisterial a cambio de operar electoralmente para el mejor postor.

Para 2011, Elba Esther Gordillo se jactaba de tener una buena relación con el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con quien comenzó a construir una alianza política rumbo a las elecciones presidenciales de 2012.

Pero la relación entre la ex lideresa magisterial y Peña comenzó a erosionarse previo a la elección por la gubernatura del Estado de México, durante una reunión celebrada la noche del viernes 25 de marzo de 2011. Durante dicho encuentro, la intervención de Gordillo fue crucial para que el PRI nombrara a Eruviel Ávila como candidato a la gubernatura mexiquense, por encima de Alfredo del Mazo. Esto, ante el riesgo de que la popularidad de Ávila, entonces alcalde de Ecatepec, hacía factible que pudiera abandonar el tricolor para contender a la gubernatura por una posible alianza PRD-PAN que incrementaba notablemente el riesgo de que el PRI pudiera perder el control del Estado de México. Peña aceptó a regañadientes, pero la relación entre ambos no volvió a ser la misma.

El distanciamiento entre Peña y Gordillo resultó evidente durante las elecciones presidenciales de 2012. Gordillo apoyó al PRI, a pesar de que Nueva Alianza contendió a la presidencia con un candidato alterno, Gabriel Quadri, luego de que se rompiera la alianza electoral entre el partido de la maestra y el tricolor.

Sin embargo, el SNTE operó un plan para captar 5 millones de votos a favor del PRI.

Pero la tensión se incrementó a tal punto, que en octubre de 2012, Gordillo hizo un llamado a Peña para debatir la reforma educativa que se cocinaba en secreto dentro del Pacto por México.

Para cuando Peña Nieto tomó posesión el 1 de diciembre de 2012, la guerra entre la líder del gremio magisterial y el presidente era ya un hecho. "Si soy yo la que estorba, hagan de mí lo que quieran, pero con los maestros no", señaló Gordillo dos semanas después.

En marzo de 2013, el gobierno de Peña dio el golpe al capturar a Gordillo con un operativo de la Marina, como si se tratara de un líder del narcotráfico y con un caso lleno de inconsistencias legales en los cargos imputados por la Procuraduría General de la República por lavado de dinero y delincuencia organizada.

A partir de entonces, Gordillo purgó condena mientras el conflicto entre el gobierno de Peña y la disidencia magisterial provocaron un clima de ingobernabilidad (incluyendo muertos como en el caso Nochixtlán) mientras la reforma educativa avanzaba en el Congreso, situación que se resolvió, a regañadientes, cuando el gobierno federal ofreció diluir la reforma educativa en las legislaciones estatales, negociando por separado con cada una de las secciones del magisterio en septiembre de 2016.

EL APOYO DE GORDILLO A LA CANDIDATA DE LÓPEZ OBRADOR

Tras casi cuatro años en prisión y arraigo hospitalario, Gordillo jugaría sus cartas de nueva cuenta en la elección mexiquense, luego de que un audio publicado la semana pasada por el periódico Reforma diera a conocer que la maestra pidió a sus cercanos apoyar a Delfina Gómez, candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México.

"Es maestra. ¿Por qué no haces un esfuerzo? Yo sé que tú ya no quieres mucho meterle a eso y dar la cara, pero ayúdenle, es maestra'", según dijo Elba Esther Gordillo al exlíder sindical, Rafael Ochoa Guzmán, según reconoció éste último.

El llamado de apoyo de Gordillo hacia la candidata de Morena se formalizó el pasado sábado, cuando Delfina Gómez se reunió con Fernando González, yerno de la maestra Elba Esther y quien fungiera como subsecretario de Educación durante el gobierno de Calderón, y con Rafael Ochoa, uno de los operadores políticos de la exlíder del SNTE. Esto, durante un evento realizado en Tlalnepantla el pasado sábado 13 de mayo, en el que Delfina Gómez se reunió con integrantes del magisterio que externaron su apoyo a la campaña.

"La fotografía de Gómez con González y Ochoa muestra que la alianza con los maestros por parte de López Obrador está consolidada. Hace unos dos meses hubo acercamientos de uno de los colaboradores más cercanos de López Obrador con uno de los miembros del grupo compacto de Gordillo, pero cuando le llevaron la propuesta concreta al próximo candidato presidencial de Morena, pidió que mantuvieran el diálogo y los puentes, porque aún no estaba listo para oficializar el acercamiento. El sábado ya se socializaron. Lo que aún no se ha dado a conocer es que de tiempo atrás hay miembros del equipo de López Obrador en contacto permanente con el entorno de Díaz, líder del SNTE, con lo cual se puede apreciar que el ejército de maestros que tantos años sirvió al PRI, apostará por la izquierda", asegura el periodista Raymundo Riva Palacio.

"Además de la declaratoria de guerra electoral contra el peñismo, asociándose ni más ni menos que con AMLO, el principal adversario del grupo mexiquense en el poder, la profesora Gordillo ha hecho saber, por conducto de sus representantes antes mencionados, que sumará fuerzas contra la reforma educativa, en un posicionamiento que pretende colocar a la mentora chiapaneca como una sindicalista que defendió tan tenazmente a sus representados que fue víctima de una trampa judicial por parte de Peña Nieto. Por lo pronto, está deseosa de recibir una amnistía política por parte del candidato presidencial de 2006, contra el que realizó fraude electoral", agrega el periodista de La Jornada, Julio Hernández.

Y fue en estos términos, que Gordillo movió sus piezas contra la reforma educativa lanzada por Peña, quien la traicionó tras llegar a la presidencia de la República. Una historia donde la elección al Estado de México no sólo fue el motivo de distanciamiento entre Elba Esther y Peña, sino también, el escenario de una posible venganza política en caso de que Delfina Gómez pueda arrebatarle al PRI su principal bastión de cara a la elección presidencial de 2018.

HuffPost México.

Share this article
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…