Print this page

Nacional

Pese a gasto en rehabilitación, refinerías no despegan

Ciudad de México.- Aunado a que en julio llegó a su peor nivel de producción de crudo desde 1979, Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo en sus seis refinerías un proceso de 520 mil 300 barriles diarios de petróleo, el tercero más bajo en la historia de la empresa desde la instalación de la infraestructura con la que cuenta. Con una utilización de 32.5% de la capacidad de refinación, Pemex volvió al nivel de proceso de crudo que registraba en 1976.

A pesar de que este año se destinan casi 23,000 millones de pesos para la rehabilitación de las refinerías, y que el Plan de Negocios de la empresa es llegar a 788,000 barriles diarios, con una capacidad de utilización de 48% de la infraestructura, en el promedio de los primeros siete meses del año el proceso de crudo fue de 576,836 barriles diarios, con un uso de 36% de la capacidad instalada.

Todas las plantas de tratamiento con las que cuentan las seis refinerías permitirían procesar 1.601 millones de barriles diarios desde la última reconfiguración de Minatitlán en 2007 (aunque apenas 100,000 barriles por encima de lo que se podía procesar en 1991, cuando había dos refinerías más, Poza Rica y Azcapotzalco en funciones). Así, el 2020 ha sido hasta el momento el año con menor proceso de crudo en los últimos 19 años.

En lo que respecta a julio, resultó el segundo peor mes del 2020 después de febrero en que se bajó hasta 464,018 barriles diarios el proceso. Previamente, en enero de 2019, ya se había llegado a un nivel de apenas 507,078 barriles por día.

En el séptimo mes del año, el proceso de 520,300 barriles diarios fue 11% inferior al del mes anterior pero además cayó en 21% en un año, según la Base de Datos Institucional de la petrolera del Estado.

Cuando inició su gestión, la titular de Energía, Rocío Nahle, dijo que sólo mediante modernizaciones y sin reconfigurar plantas para aumentar el volumen de proceso se llegaría a 90% de uso de la capacidad instalada, o sea 1.474 millones de barriles diarios este año. Incluso el plan de Pemex, mucho más moderado, era llegar a 1.021 millones de barriles diarios o 62% de uso de la capacidad de transformación.

Y para ello, el gobierno federal comenzó en septiembre de 2019 el programa de rehabilitación de las seis refinerías en el que se llevan a cabo mantenimientos en un total de 40 plantas y 34 tanques de almacenamiento, según Rocío Nahle.

En la conferencia presidencial, la secretaria de Energía detalló a finales del año pasado que las plantas que tendrán reparaciones se ubican: ocho en Cadereyta, cuatro en Madero, dos en Minatitlán, cinco en Salamanca, 12 en Salina Cruz y nueve en Tula. Por lo pronto, se lleva a cabo la ejecución de trabajos en 23 plantas y hasta el último informe se habían concluido los trabajos en cinco de ellas. Para el 2020 se difirieron los trabajos en 17 plantas más, con lo que en marzo se terminarían estas obras para incrementar el proceso de crudo de Pemex, según los planes.

En lo que respecta a tanques de almacenamiento, que son indispensables para la operación de las refinerías, se reparará un total de 34 equipos de los cuales 10 se ubican en Cadereyta, seis en Minatitlán, seis en Salamanca, siete en Salina Cruz y cinco en Tula. A partir de septiembre se ejecutan 10 trabajos y 24 más fueron diferidos para los primeros cuatro meses del 2020.

El bajo proceso de aceite se dio a pesar de que el crudo que ha quedado disponible para las refinerías de Pemex después de las exportaciones se incrementó en 22% de enero a la fecha, con lo que de un envío de 28% de la producción de crudo en el primer mes del año, es decir, 488,400 barriles diarios calculados luego de restar las exportaciones a la producción, al llegar a julio el petróleo crudo que se quedó para el sistema nacional de refinación se incrementó a un nivel de 596,350 barriles diarios, que constituyeron el 36% de la producción de crudo.

Avance de inversiones

Ayer, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, aseguró durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la refinería de Cadereyta, Nuevo León, que hasta el momento se han gastado 7,841 millones de pesos en los trabajos de rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación, monto que corresponde a poco menos de la mitad de los 16,124 millones de pesos que ya están comprometidos en contratos para estos fines, con lo que el gasto al mes de agosto es del 70% de lo presupuestado para el año, que son 22,905 millones de pesos, cuatro veces más de lo que se gastará este año en la operación de las seis refinerías.

El directivo explicó además que como parte de estos trabajos se han concluido 108 reparaciones mayores de las 134 programadas, lo que representa un avance del 81% de los trabajos contemplados para el 2020. (El Economista)

Share this article
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…