UACJ

Estados Unidos

Va Joe Biden como favorito, pero hay dos obstáculos: el voto progresista y femenino

Washington, EU.- Se acabó la espera y la incertidumbre que rodeó la candidatura de Joe Biden. El ex vicepresidente se unió formalmente a la veintena de candidatos por la nominación demócrata y lo hizo liderando en las encuestas, aunque no libre de problemas.

Hasta ahora su perfil bajo de candidato informal le permitió la libertad suficiente para dar discursos a lo largo del país, sin compartir tiempo con otros candidatos, acaparando un mayor protagonismo y al mismo tiempo cultivando relaciones útiles para su campaña.

Pero a nueve meses del caucus de Iowa y tan sólo dos de que comiencen los debates, Biden necesitaba dar el paso ahora.

Expectativas

Ha sido una de las campañas más esperadas de este ciclo electoral. Biden, que cuenta con un apoyo cercano al 30% según los sondeos, entra a la primaria con enormes expectativas sobre su desempeño.

Otros candidatos como Beto O’Rourke y Bernie Sanders lograron récords de donaciones tras sus lanzamientos, lo que potenció sus respectivas campañas. Un resultado que ahora le juega en contra a Biden. ¿Qué pasa si no logra cifras similares y no supera los $5.4 millones de dólares que alcanzó Sanders, por ejemplo, en el primer día de su campaña?

“En 1984 Walter Mondale, exvicepresidente de Carter, estaba liderando sobre muchos candidatos con 50% del voto, mientras otros tenían 2% y 3%. Con los caucus de Iowa, Mondale obtuvo 45% y fue visto como un fracaso porque no pudo cumplir con la expectativas”, comentó a Univision Noticias el encuestador John Zogby.

“Las cosas son diferentes ahora, tener un tercio de ventaja puede ser posible para Biden. Creo queestá en una buena posición”, agregó.

Candidato moderado

Entre los otros candidatos en competencia, Biden llega a la carrera con una imagen de centrista, con el perfil de un candidato moderado, que contrasta con el clamor progresista que desató Bernie Sanders en 2016 y que se ha potenciado con más representantes y voces dentro del Congreso y el Partido Demócrata.

“Él ciertamente es el candidato del medio. Es visto como una persona muy pragmática dentro de la coalición. Con los candidatos más progresistas hay una parte de la población que se siente ignorada. Personas con un perfil moderado que votaron por Donald Trump y ahora se sienten decepcionadas. Biden es la solución para ellos”, aseguró a Univision Noticias José Aristimuño, presidente de la firma Now Strategies.

Según Zogby, Biden ahora tiene dos problemas principales. El primero son los progresistas entre los demócratas. “En especial los jóvenes; el otro problema es que es un hombre blanco y viejo. Si hablamos de política de identidad, está en el lado equivocado de los tiempos”, explicó el encuestador.

Los candidatos jóvenes y mujeres se han destacado entre las primarias demócratas y Biden inevitablemente tiene una desventaja en esta área. Sin embargo, dentro del partido no es visto como un obstáculo infranqueable. Al contrario, los demócratas han dejado claro que con el mensaje correcto y un compañero o compañera de fórmula adecuado, el exvicepresidente podría circundar esta área.

Mujeres

Antes de comenzar oficialmente su campaña, Biden ya está marcado por el movimiento #Metoo, luego de las acusaciones de varias mujeres, entre ellas la ex congresista de Nevada Lucy Flores, de haber tenido un comportamiento inapropiado con ellas. Ahora es probable que enfrente un escrutinio mayor en su participación durante las audiencias de Anita Hill, el sonado caso de denuncias de acoso sexual que aún genera ecosy que tuvo que ver con la confirmación del magistrado de la Corte Suprema Clarence Thomas.

Aristimuño reconoce que esto puede ser una complicación, pero no le preocupa. “Él recibirá muchos ataques y ha demostrado una y otra vez que no tiene nada que esconder. Ahora como candidato podrá responder más directamente”, comentó.

Primarias

Biden comenzó a viajar a Iowa desde octubre de 2018, al igual que a New Hampshire, donde según reportes locales hizo ofertas de trabajo a personal de campaña en febrero de 2019.

En Carolina del Sur, en las elecciones de 2018, Biden se enfocó en reforzar sus lazos locales y viajó especialmente para dar apoyo al candidato demócrata a gobernador James Smith junto al actual congresista Joe Cunningham.

Nevada se ha complicado más para el ex vicepresidente, tras las declaraciones de Flores. Sin embargo, en las encuestas locales de estos estados, Biden está arriba y, si mantiene el perfil que ha logrado hasta ahora, estará en una buena posición en estas cuatro regiones que dan tracción a las candidaturas camino a la nominación.

Si Biden logra una buena posición en Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur su siguiente gran desafío será el Supermartes. A su favor está que la mayoría de los estados incluidos en la lista son de tendencia más bien conservadora o moderada en las filas demócratas, con las excepciones de áreas que seguro irán a sus competidores como California, Vermont y probablemente Texas.

Su ventaja por ahora parece sólida, similar a la que tenía Hillary Clinton en 2008 antes de que la campaña de Barack Obama tomará potencia después de la primaria en Carolina del Sur. Nada está escrito para Biden, ahora con sus cartas sobre la mesa, no queda más que verlo en acción de una buena vez. (Univision)

Read 287 times
Share this article

About author

OPTV
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…