Estados Unidos

A un mes de la masacre de El Paso, aumenta a siete el número de muertos del tiroteo en Odessa, Texas

Odessa, Texas, EU.- La policía de Odessa informó este domingo que el saldo de fallecidos en los tiroteos ocurridos el sábado en el oeste de Texas aumentó de cinco a siete personas.

El atacante arremetió contra decenas de transeúntes "al azar" —este domingo sumaban 22 personas heridas — tras una parada de tránsito de la policía en Midland, otra ciudad del oeste del estado.

El jefe de la Policía de Odessa, Michael Gerke, informó en una rueda de prensa en la mañana que los muertos tenían edades de los 15 a 57 años. Uno de los fallecidos fue María Granados, de 29 años. Iba conduciendo el vehículo del correo que fue robado por el atacante. Según un reporte de CNN, Granados hablaba por teléfono con su hermana gemela cuando de pronto se empezaron a escuchar gritos.

"Fue muy doloroso. Solo quería ayudarla y no pude. Pensé que estaba siendo mordida por un perro", relató a la televisora Rosie Granados. "La llamé por su nombre pero no me contestó".

Entre los heridos estaba una niña de 17 meses de nacida, llamada Anderson Davis. Ella recibió el impacto de un fragmento de bala en su pecho y en su cara, y se encuentra estable, según reportes de prensa.

Muchas de las víctimas siguen siendo atendidas en hospitales locales, entre ellos el Odessa Regional Medical Center, que recibió a cinco personas, dos de las cuales siguen en condición crítica, dijo a medios Madison Tate, una vocera del centro de salud.

El atacante, identificado como Seth Ator, de 36 años, utilizó un rifle de asalto AR, pero hasta el momento, informó Gerke, se desconocen las motivaciones que tenía para cometer el tiroteo. Christopher Combs, el agente especial del FBI a cargo de la investigación, dijo que no creen que tenga conexiones terroristas. Ahora intentan indagar en el estado mental del hombre.

Según dijeron autoridades al diario The Washington Post, la policía había recibido varias llamadas denunciando que el sedan color dorado de Ator se desplazaba de forma errática a través de la autopista Interestatal 20.

La vocera del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Katherine Cesinger, confirmó que cuando el hombre fue parado comenzó a disparar su rifle AR e hirió a uno de los oficiales. Los agentes habían detenido al sospechoso por una violación de "rutina". Pero él huyó y "siguió disparando contra gente inocente", incluyendo a otros dos policías.

En un punto dado, robó un camión de correo en Odessa y siguió su camino dejando "múltiples víctimas" a su paso, señalaron las autoridades. Testigos de lo ocurrido aseguran que el atacante disparaba contra quienes se encontraban cerca de una zona comercial y en las intersecciones concurridas por las que se movía. Finalmente fue abatido en las afueras de un cine, tras un enfrentamiento con la policía.

Las autoridades aseguraron que procesaban más de 15 escenas como parte de las investigaciones.

Una de las personas que quedó atrapada entre los disparos fue Shauna Saxton quien, contó a la agencia AP, iba en el auto con su esposo e hijo en una vía de Odessa, se frenaron en un semáforo y empezaron a escuchar detonaciones. "El hombre tenía un arma larga y me apuntaba", dijo. Atrapada por dos carros que tenía frente al suyo, contó que comenzó a tocar la corneta.

Gerke explicó que las agencias locales y estatales unieron esfuerzos para detener "a este animal y llevarlo ante la justicia".

Este nuevo tiroteo en Texas ocurre casi un mes después del fatal ataque en El Paso a principios de mes. En él, un hombre asesinó a tiros a unas 20 personas y dejó a otras 26 heridas en un Walmart de esa comunidad fronteriza. El gobernador del estado, Greg Abbott, lo catalogó entonces como "uno de los días más mortales en la historia de Texas".

Este domingo, en una rueda de prensa el gobernador dijo estar "cansado de las muertes en Texas" y que "el estatus quo en Texas es inaceptable".

Sin embargo, recientemente Abbott firmó nuevas leyes que facilitan aún más la adquisición de armas de fuego en un estado que ha vivido cuatro de los 10 tiroteos masivos más mortales de la historia moderna de Estados Unidos y que han ocurrido justo en los últimos tres años.

Según una base de datos de AP/USA Today/Northeaestern University, el número de personas que han muerto este año en tiroteos en Estados Unidos —y no incluyen al atacante— es de 142, superando ya a las 140 personas asesinadas el año pasado por la violencia de las armas. (Univision)

Read 112 times Last modified on Sunday, 01 September 2019 21:38
Share this article

About author

OPTV
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…