Pulso Industrial

Bienestar & Salud

La cantidad de vitamina C que necesitas cuando estás enfermo

El otoño está por empezar, y con él la temporada de gripas por el cambio de clima.

Uno de los remedios más comunes para la enfermedad es la vitamina C. Aunque se sabe que es un poderoso antioxidante y un acelerador del metabolismo, no existen investigaciones suficientes como para saber qué cantidad se necesita para restablecer la salud.

"La vitamina C se asocia con la inmunidad. El sistema inmune y la vitamina se se asocian con el resfriado común", explicó Ronda Greaves, profesora de bioquímica clínica de la RMIT University, al HuffPost Australia.

"La vitamina C es vitamina y las vitaminas son nutrientes... es decir son algo esencial para nuestra dieta y no lo podemos producir nosotros".

"Necesitamos vitamina C, fin de la historia... y no podemos producirla, así es que tenemos que tomarla. Todavía existe un debate sobre la cantidad que necesita tomar una persona enferma", dice Greaves.

"Existen algunos estudios sobre el efecto de las megadosis de vitamina C con el resfriado común, pero la gente se fija en la dosis y no en lo que le pasa en el cuerpo".

El problema para determinar cuánta vitamina C se necesita para que la gente se recupere de la enfermedad proviene de la naturaleza intestable de la vitamina, que hace que sea muy difícil medirla.

"Es difícil porque la vitamina C no es estable", dice Greaves. "Así es que cuando la sacas, al momento de sacar sangre, la vitamina C desaparece si tan sólo la dejas a temperatura ambiente.

"Debido a las dificultades que provoca la estabilidad de la vitamina C, supongo que hay muchas confusiones en los estudios y es por eso que no podemos saber tanto como debiéramos".

Lo que los investigadores sí saben, es la cantidad de vitamina C que necesitamos para que nuestra salud esté en niveles aceptables.

El Consejo de Salud Nacional e Investigación Médica (NHMRC por sus siglas en inglés) sugiere una dosis diaria de vitamina C para conservar la salud y no desarrollar escorbuto, una enfermedad que es resultado de una deficiencia de esta vitamina.

El NHMRC recomienda una dosis de 30 mg de ácido ascórbico, vitamina C en su estado reducido, para las mujeres sanas y 40 mg para los hombres sanos.

La vitamina C es muy conocida por sus propiedades para regenerar tejidos y ayudar en la absorción de elementos como el hierro. También es un antioxidante poderoso y ayuda al cuerpo a formar y mantener la salud de los vasos sanguíneos y la piel, y como no podemos producirla, necesitamos ingerirla en la comida.

Greaves dice que lo mejor son los cítricos.

"Naranjas, limones y limas, todos los cítricos son buenos, pero las limas son la mejor fuente".

Otras fuentes naturales son los pimientos rojos, kale, brócoli, fresas y coles de Bruselas. Aunque todavía se están realizando estudios, la buena noticia es que no se conocen efectos secundarios nocivos por tomar un poco de vitamina C extra si se te antoja".

Es una vitamina que ama el agua, le gusta estar en el agua y se excreta fácilmente en la orina, así es que cualquier exceso sale.

Share this article
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…