Bienestar & Salud

Conoce los ejercicios 'plank', son los mejores para tu cuerpo

Uno de los ejercicios que pone a trabajar todo el cuerpo y que no necesita ningún tipo de equipo para realizarse son los planks o "planchas", que, aunque parezcan fáciles, pueden ser difíciles de hacer y mantener.

Este tipo de entrenamiento se ha vuelto muy popular por su efectividad para tonificar el abdomen, la espalda, los glúteos y brazos, además de que es una forma de ejercitar la resistencia y fuerza; tienen el plus de que son utilizados en disciplinas como pilates y yoga.

Los planks tienen muchas variantes de acuerdo con las exigencias de cada persona o el grupo de músculos al que desees enfocarte, realizarlos con regularidad, acompañados de una dieta saludable y equilibrada te permitirá ver resultados en poco tiempo.

Realizar los planks de forma correcta te traerá muchos beneficios, además de que entre más constante seas en realizarlos, tu resistencia mejorará mucho.

ABDOMEN PLANO

Una vez que te acostumbres a la postura y le realices de forma correcta, trabajarás los músculos abdominales de la parte inferior y lateral, lo que permitirá tener unos abs fuertes y tonificados.

ESPALDA FUERTE

La posición en la que se realizan las planchas ayudan a ejercitar los músculos del cuello, hombros y espalda.

UNA MEJOR POSTURA

Este tipo de entrenamiento es de gran ayuda para desarrollar soporte adicional en la espalda baja y si los hombros y espalda están más sanos y fuertes, tu postura mejora.

GLÚTEOS TONIFICADOS

Las planchas cuentan con variaciones en las que podrás ejercitar los músculos de los glúteos y los isquiotibiales de las piernas, por lo que podrás tonificar y combatir la celulitis.

HORA DE ENTRENAR

Para hacer los planks correctamente debes colocarte boca abajo y doblando los codos a 90 grados para que estén alineados con los hombros.

Una vez en esta posición, cuida que tu cuerpo forme una línea recta desde la cabeza hasta los talones. Tu único apoyo serán los antebrazos y las puntas de los pies.

Es importante que estires las piernas correctamente, ya que si no lo haces se reducirá notablemente la presión sobre los músculos abdominales.

No relajes los glúteos hasta completar todo el ejercicio ya que de esta forma estarás trabajando todos los músculos de la pare inferior del cuerpo y sacando provecho del torso.

Nunca curvees la espalda, esta debe permanecer recta mientras que el abdomen debe contraerse y mantener la respiración. 

Los codos deben ir alineados debajo de los hombros y formar una línea recta, es muy importante que no ejerzas una carga innecesaria sobre ellos que pueda provocar lesiones.

Para incluir este ejercicio en tu rutina comienza con poco tiempo, entre 10 o 15 segundos y aumenta conforme incremente tu resistencia.

Share this article
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…