UACJ

Pulso Industrial

Friday, 25 May 2018 00:00

La hermana república bananera

Written by  Rafael Navarro
Rate this item
(0 votes)
La historia estuvo así: hace unos días llegó al cuartel llegó al cuartel de campaña de Javier González Mocken una advertencia que después voló hasta el ‘room war’ del independiente Armando Cabada.

La versión era que la candidata de la coalición que encabeza el PRI, Adriana Terrazas tenía preparada una “bomba que estallaría los primeros minutos del arranque de la campaña”.

Mocken se fue el baúl de los recuerdos. Dos noches se mantuvo en vela, dubitativo, recordaba uno a uno los pasos del rompimiento con Enrique Serrano.

Analizaba los ‘negocios’ que salieron mal y los que salieron bien. No dormía repitiéndose la pregunta que taladraba su mente y le quitaba el aire. Fue tanto el estrés que el arranque de su campaña fue un desastre; el discurso era como una clase de derecho que los chaveñeros y habitantes del Arroyo de las Víboras pasaron como un pasaje blanco en una mente sedienta de justicia.

Los AMLOvers de corazón, como zombies sedientos de la sangre que desparrama el poder, aplaudían y gritaban sin entender el discurso… ¿alguien lo entendió?

Súper Mocken estaba afectado por la kriptonita política lanzada desde la penumbra priista. Trataba de adivinar en su interior cuál de los acuerdos políticos, asuntos ‘delicados’ vividos entre el fallido candidato a la gubernatura y su socia, la candidata Adriana Terrazas, serían expuestos en ese bombazo político que preparaba la mano siempre dura de Sergio Belmonte.

Había sobrellevado con mucho tiento y paciencia la oleada, los obuses lanzados por la ‘mano peluda’ desde el cuarto de guerra de Adriana Terrazas y que intentaron hacer ver a Mocken como un ingenuo electoral al dar un paso al precipicio del delito electoral lanzando su campaña antes de las 00:01 del 24 de mayo.

Los más conservadores adjudicaron la campaña negra a Miguel Rojas, miguelito, el cerebro tras las campañas negras de Armando Cabada.

Rojas, que inescrupulosamente, ha rebasado los límites del espionaje está por enfrentar un momento álgido en su vida al haber violado el código de ética que también existe en el hackeo.

Fue así como la bolsa estomacal de los candidatos Cabada y Mocken se achicó por cuarenta y ocho horas. Una ración ‘copeteada’ de Peptobismol, el frasco mismo, no constituida, médicamente, el paliativo idóneo para frenar los eructos, gases estomacales y flatulencias que generó aquella incertidumbre en los cuarteles independientes y morenistas.

Esperaban el anuncio de Adriana Terrazas. ¿Qué sería? Una denuncia más contra Cabada (la 545, si mal no recuerdo), la salida del closet de algún personaje que pulula en el mundo de la vida pública como fans del Necaxa, la ‘conversión’ masiva de independientes y mockenistas a las filas de Adriana, la confesión pública de Serrano sobre su vinculación con César Duarte y su entrega a ‘Justicia para Chihuahua’…el asuntito ese que anda por allí y por allá y que nadie se atreve a decir públicamente.

Y así transcurrieron las horas. Poco a poco, mano peluda, ideaba el golpe maestro. Había preparado el tinglado con el clásico ‘échame la mano para difundir un documento…es una bomba’.

Y estábamos en eso, cuando la bomba se convirtió en un vulgar petardo. El anuncio del surgimiento de la versión juarense de la hermana república bananera llegó en tiempo y forma. No como una propuesta formal, sino como una verdadera ofensa a la inteligencia de los electores juarenses. Una burla desmedida, aplaudida y difundida por el ‘hombre que sería rey’ si no le hubiera ganado la elección Javier Corral.

Todo el cuento era la irreal, imposible, bananera puntada de convertir a Ciudad Juárez en un estado de la república mexicana, aduciendo que tenemos el número de habitantes, el dinero que ingresa a las arcas, el hambre de dos o tres políticos que están empecinados a gobernar Chihuahua y no han podido.

...

República bananera es un término peyorativo para un país que es considerado políticamente inestable, empobrecido y atrasado, cuya economía depende de unos pocos productos de escaso valor agregado (simbolizados por las bananas), gobernado por un dictador o una junta militar, muchas veces formando gobiernos forzosos o fraudulentamente legitimados.

Cabbages and Kings (Repollos y reyes) de O. Henry, libro publicado en 1904, popularizó el término peyorativo República Bananera.

Otro rasgo notable en este estereotipo es que en la "república bananera" la corrupción es práctica corriente en cada aspecto de la vida cotidiana, siendo comúnmente desobedecidas las leyes del país. También suele identificarse como característica de la república bananera el poder casi absoluto que ejerce sobre su gobierno una gran empresa extranjera (o varias de éstas), ya sea mediante sobornos a los gobernantes o por simple ejercicio de su poder financiero.

Tomo la definición anterior como lo que es y simboliza el ‘petardito’ de la candidata del PRI a la alcaldía de Juárez. Su cuarto lugar en las preferencias electorales la ubica en la necesaria posición de generar, por lo menos al nivel de la estridencia, un programa de gobierno que intente impactar a los electores.

Decía en una mesa de café el incansable y extraordinario conversador, el ganadero Bustillos, que los números a favor de González Mocken en las encuestas de Ciudad Juárez, es una canción dolorosa al oído de los administradores del PRI cuyas estrofas se repiten en sus mentes y resuenan como una patada en los testículos: “te equivocaste, te equivocaste, te equivocaste…”

Y el empresario Bustillos lo sabe porque por las mesas del restaurante El Chaparral, de la familia Zaragoza Fuentes, deambulan infinidad de empresarios y políticos que son susceptibles a la jocosa crítica del ganadero que libró las uñas de Javier Corral al demostrar que sus ranchos son sus ranchos; su ganado es propio… y no de César Duarte como sospechaba el gobernante.

Desde el análisis fresco, sin remordimiento y bajo un sarcasmo que a veces es más sabroso que las puntas de filete y el menudo del Chaparral.

El pragmatismo lo lleva a reconocer que la realidad política sería de otra forma si excluyéramos a tanto patán mediocre que nos gobierna e intenta gobernar sin tener la medida cerebral que se requiere como mínimo.

La guerra sucia contra el súper Mocken, proveniente de las filas priistas e independientes, dan un toque distintivo a la elección en un escenario donde el PAN, en tercer lugar en las preferencias, ni siquiera pinta en la controversia electoral.

La guerra de Cabada fue lanzada contra Teto Murguía y la de Adriana contra González Mocken. En la canasta de las sorpresas, en el pasado de todos ellos, se concentra la verdad que algún día escucharemos y no las pataditas que se lanzan en una supuesta guerra política que no llega al nivel de lo que somos como ciudad.

Conmocionados por la ‘palomita’ sin polvora orquestada por mano peluda y ordenada por el testaferro y socio de Adriana Terrazas, el ex mesero y ahora millonario Enrique Serrano, la primera pregunta vino a la mente de decenas de los pomposamente llamados analistas políticos muchos de ellos arropados en el principio del seudoanalisis que un día hilaron frases y armaron un artículo y empezaron a creerse periodistas.

El cuestionamiento obvio es si la puntada de Adriana viene de las entrañas del PRI o es una ocurrencia prefabricada en el cuarto de guerra tricolor. La respuesta la tenemos: como todo absurdo se dejará correr para ver cómo funciona electoralmente. Es un hecho que José Antonio Meade, el candidato presidencial priísta y los candidatos a diputados no van a subirse a ese absurdo plan orquestado en una borrachera del equipo de campaña de Adriana y perfeccionado por el artífice de las guerras sucias.

Los pobres y los aguerridos juarenses no recibieron de la candidata priista promesas de seguridad y justicia social, pero gozarán de las mieles de un nuevo estado que en nada beneficia a los fronterizos pues sería lo mismo de siempre: políticos manejando más dinero y jineteando las expectativas de desarrollo de la ciudad al creerse dueños de las arcas públicas.

 

Cualquier información enviada al siguiente correo y teléfono será atendida bajo el principio de la confidencialidad absoluta. Gracias por la información aportada, alguna ya se está procesando. 

Rafael Navarro Barrón This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Whatsapp +5216567586189

 

 

Read 162 times
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…