UACJ

Pulso Industrial

Wednesday, 06 September 2017 00:00

La desconfianza en las instituciones

Written by  Eduardo Borunda
Rate this item
(0 votes)
Con sano interés hemos estado asistiendo a diversos foros denominado “Diálogos para una cultura cívica” que ha estado organizando desde el Consejo General y a través de las Juntas Locales y Distritales el Instituto Nacional Electoral (INE). En ellas, el diálogo puede ser desde la perspectiva ciudadana, la opinión de académicos e investigadores, así como la de especialistas en el tema cuya principal atención se centró en la cultura democrática. El punto de análisis es el por qué no existe esa confianza ciudadana en las instituciones.

En este contexto, se presentó en Ciudad Juárez la “Estrategia Nacional de Cultura Cívica”. El Doctor José Roberto Ruíz Saldaña consejero del INE resaltó que la estrategia es un instrumento evolutivo en la historia de los organismos electorales. Durante este foro, el Doctor Abraham Paniagua Vázquez (UACH) mencionó que las universidades tienen un papel fundamental en el impulso democrático del país. Recordó que a partir del año de 1983 Ciudad Juárez marcó el paradigma por la lucha en defensa del voto y de la propia democracia. “Chihuahua tuvo, tiene y seguirá siendo un indicador de la transición democrática en el país” finalizó en su participación el director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH).

Los diálogos que ha tenido el INE a través de las juntas distritales y locales, así como la participación del personal del Consejo General han provocado la reflexión sobre la democracia a través de la sociedad civil, unas veces de manera aislada, otras veces como sociedad organizada. El objetivo se cumple al tener un organismo autónomo, respaldado por las leyes generales cada vez más perfectibles, pero a la vez que obligan al respeto de una cultura de la legalidad.

Sorprendieron los datos expuesto por el Doctor Ruíz Saldaña respecto al análisis de la encuesta del “Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México”. El primer elemento del análisis es el poco o nulo aprecio hacia la cultura de la legalidad. El segundo punto es el poco interés por la participación política ya que el 45% de la población no participa en acciones y/o actividades que tienen que ver con ese indicador de la democracia.

El tercer punto destacado es la convicción de los encuestados que prefieren un sistema político autoritario a uno sistema democrático. Sólo 1 de cada 4 encuestados dijo que era preferible un sistema democrático, la lectura de esta afirmación es que los ciudadanos no están de acuerdo con el sistema político mexicanos (el sistema de partidos). El cuarto punto que sobresale es la gran desconfianza ciudadana en lo general sobre las instituciones y en donde los ciudadanos no confían en sus vecinos.

Ante este escenario de nulo interés por la democracia, la participación política, la baja confianza en las instituciones y el desdén a todo lo relacionado con la política explica en gran medida el alto nivel de abstencionismo que hemos tenido en México en los procesos electorales. Recordemos las tasas del 30% de participación en las jornadas electorales de Ciudad Juárez durante los últimos años y cuyo rompimiento provocó un aumento de 12 puntos porcentuales, muy por debajo de la media nacional y estatal en Chihuahua.

La pregunta que debemos plantear es ¿Qué hacer ante la poca o nula participación de los ciudadanos en cuestiones de elección de las autoridades y de la propia participación ciudadana para resolver sus problemas concretos? El INE propone en el primer punto de su estrategia nacional incentivar el diálogo ciudadano para alcanzar acuerdos entre la sociedad. También como eje del dialogo redefinir la “verdad” como valor de la confianza ciudadana.

El tercer eje es la exigencia de los ciudadanos hacia la autoridad para exigir el cumplimiento de las propuestas de campaña. En los informes de gobierno hay que exigir no solo cifras, datos y mensajes de un gobierno. Se requiere se informe de los pendientes que sobre el ejercicio del gobierno existen.

La gran conclusión a la que podemos llegar es que los ciudadanos siguen sin confiar en la autoridad, en la sociedad, en sus vecinos y de allí el gran tema del abstencionismo y el nulo interés en la participación ciudadana. Sólo con ciudadanos se puede construir la sociedad que queremos, sin embargo, desde ya se vislumbran grandes abstencionismos, votos nulos y votos de desconfianza ciudadana en los partidos y en los candidatos en cualquiera de sus manifestaciones.

Read 337 times
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…