UACJ

Pulso Industrial

Thursday, 15 November 2018 00:00

Corrupción ciudadana

Written by  Daniel Valles
Rate this item
(0 votes)
Toda la gente puede llegar a corromperse. Falla el blanco. Erra. No le atina. Peca, etc.

No toda la gente se involucra en actos de corrupción. Si le preguntan a “ya saben quién”, les dirá que; “el pueblo mexicano es un pueblo bueno. Honesto”.

El INEGI dice lo contrario. Afirma que las personas ejercen actos de corrupción y afirma que lo hacen en contra de los cuerpos policíacos del país.

Sí, ciudadanos corrompen policías. No al revés. Que son los casos que más se señalan y los que más se reprueban.

Es casi automático que a un agente de tránsito o policía, al verle se le lance un insulto, un epíteto que les lastime. “Cerdo”, “Corrupto”. “Marrano”. Por decir lo menos.

¿Cómo habría qué decirle a la persona ciudadana que sobornara a un policía? Supongo que de la misma forma.

Para que exista un acto corrupto se requieren de dos personas que se pongan de acuerdo. La que corrompe y la que es corrompida.

La misma palabra lo índica. Co, prefijo que señala “dos”.

En caso de que no exista la corrompida, quien corrompe no tiene “eco”, no hay respuesta. La corrupción no se da. Hay casos excepcionales donde por su naturaleza, una sola persona se corrompe y comete el acto. Sin embargo, al descubrirse, o corrompe a quien descubre o es denunciado.

El INEGI llevó a cabo una singular encuesta.  La Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

“A nivel nacional, se estima que 90 de cada mil elementos de policía fueron víctimas de algún acto de corrupción durante el desempeño de sus funciones, entre los que se incluyen soborno por parte de ciudadanos”.

Pero ese no es el único dato interesante que tal encuesta mostró. Otro fue el que los propios policías son corrompidos por sus propios compañeros o jefes. Aquí mostró que: “los agentes son víctimas de extorsiones por parte de compañeros o superiores”.

Esto ha sido lo que la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP) reveló).

Pero no es todo.

El INEGI divulgó lo siguiente: “la Ciudad de México es la entidad con mayor nivel de actos de corrupción, con un registro de 4 mil 467 víctimas por cada mil elementos de policía…mientras que Tabasco es el estado más ‘limpio’, al reportar una tasa de 111 actos de corrupción por cada millar de policías”. 

Los otros estados de la república calificaron como sigue:

CDMX 4467

Coahuila 3580

Qtro 3441

Sonora 2928

Mich. 2195

Jalisco 2075

Chihuahua1872

Durango 1206

Baja California Norte 1138

Puebla 1125

Guerrero 1067

Guanajuato 1058

Aguascalientes 1041

Baja California Sur 1088

San Luis Potosí 1087

Nayarit 93

León 907

Hidalgo 879

Edomex 816

Morelos 690

Yucatán 631

Tlaxcala 623

Tamaulipas 481

Campeche 429

Veracruz 383

Zacatecas 357

Oaxaca 313

Colina 260

Sinaloa 213

Chiapas 143

Roo 132

Tabasco 111

Fuente: https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2018/11/12/en-mexico-ocurren-casi-dos-actos-de-corrupcion-por-policia.html

La Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 es muy importante. ¿Por qué?

Porque muestra que los cuerpos policíacos no son los únicos que promueven o que se ven involucrados en actos de corrupción o hechos de soborno y extorsión.

Muestran un sector que no se había mostrado antes. Que permanecía en la penumbra. En el anonimato.

Y no es que quien escribe desee hacer una apología de los cuerpos policíacos. Mucho menos señalar a las personas.

Pero en un acto de congruencia cívica y de reconocimiento, el dato es valioso porque asevera que dentro de las fuerzas policíacas sí existen elementos que no se corrompen.

Que son obligados por los jefes. Algo que quienes reporteamos o tenemos contacto profesional con ellos, sabemos que dicen.

Es valioso también porque “pone el dedo en una llaga que no se daba a notar”.

Al obtener estos datos sobre la corrupción ciudadana se está en una mejor posición de poder ayudar a que disminuya tal fenómeno. Y la forma cómo lo estoy haciendo es por medio de la generación de conciencia que el Programa Nacional Pro Integridad, Avanza Sin Tranza ofrece. 

Este programa puede ser visto y analizado en su contenido en: www.avanzasintranza.com

Pero no solo eso. Debido a la información que ahora tenemos, los esfuerzos que hacemos algunos en el país se pueden dirigir para lograr crear una masa crítica que repruebe la corrupción ciudadana. La que existe. Tenemos ya la evidencia.

Cuando se trata de explicar por qué una sociedad compuesta con gente “buena” tiene altos índices de percepción de corrupción, se ha de señalar q la tolerancia existe para tal fenómeno. Y sí, escribí tolerancia, porque eso es lo que es. Tolerancia, complacencia.

En México toleramos al ciudadano que para lograr su objetivo al ofrecer un soborno al agente de tránsito.

Lo hace porque al momento de recibir una infracción no está en regla. Le faltan documentos. Lo saber bien.

Y sabe que con un billete de cualquier denominación se habrá de quitar del problema de encima. Eso es corrupción. Está en la cultura.

Toleramos al empresario o al comerciante que tampoco cumple con los estándares mínimos que las autoridades exigen para el inicio de la empresa o negocio.

Claro, la autoridad también lo sabe y busca extorsionar. Pero ese no es el punto que trato en mi entrega, ni lo que ésta nueva Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 ha mostrado. La real y existente corrupción ciudadana.

Cuando se construya una masa crítica lo suficientemente grande, que condene tanto las prácticas de corrupción de la autoridad y las que la ciudadanía comete, podremos decir que a México ha llegado la transformación social.

Que podemos aspirar a ver lo que países como Singapur han logrado. Controlar la percepción de corrupción y la inseguridad pública.

Mientras eso llega, lo que vemos y tenemos serán solo declaraciones demagógicas, “patadas de ahogado”, “doradas de píldora” y mentiras descaradas las que se dirán cada vez que se habla de combatir la corrupción.

Por lo mismo la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 resulta un instrumento de gran valor para quienes nos dedicamos a buscar eso mismo, la Transformación de la Sociedad Mexicana. Y eso es, El Meollo del Asunto.

Read 150 times
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…