Wednesday, 24 February 2021 00:00

El Covid sí trae transformación

Written by  Daniel Valles
Rate this item
(0 votes)
Daniel Valles. Daniel Valles.
Estamos por cumplir un año en que se decretó un parón debido a la pandemia del Coronavirus. Para marzo 16 del pasado año, de había establecido una cuarentena preventiva en todas las actividades que se realizan en el país.

Gobierno, empresas, comercio, instituciones educativas. Todo se detuvo en algo que se consideraba una cuarentena. La que ha sido todo, menos eso. Un conjunto formado por cuarenta unidades. Días en este caso. Ya vamos en el día 332 del parón.

Gobierno, empresas y comercio, en una gran mayoría, han regresado a las actividades respectivas. De hecho, algunas no pararon nunca. Son las conocidas o llamas esenciales. Bancos y hospitales, jamás se detuvieron. Así como proveedores de las cadenas alimenticias, etc. Mucho menos las de gobierno que son vitales para regular y supervisar y atender la actividad ciudadana de todos los días.

Recordará quien me escuche hoy, que el transporte público se detuvo, las sucursales bancarias se cerraron. Dejaron en servicio unas cuantas. Había que batallar para saber cuál estaba otorgando servicio para acudir a realizar algún trámite que se requiriera. Casi todo paró. Con la cuarentena se detuvieron las escuelas del país.

Todo el sistema educativo nacional paró. Igual pasó en todos los países que también se vieron afectados por la pandemia del Coronavirus. De hecho, continúan así. Detenidas.

Se implementaron clases en casa, a partir del mes de agosto pasado. Se anuncio con bombo y platillo por parte de la autoridad federal.

Educandos y sus progenitores iniciaron una actividad desconocida para todos, juntamente con los maestros. Los tiempos lo demandaron. La educación de los estudiantes era esencial. De cualquier edad y de cualquier grado.

La civilización no progresa sin educación. De ahí lo vital de ella. La que para que funcione y sea efectiva requiere de tener y provocar una acción y un efecto. Respectivamente. Lo que se detuvo de manera abrupta.

Toda civilización que alcanza cierto grado de desarrollo está inclinada a practicar la educación. Mediante ella, las sociedades toman conciencia de los valores que rigen la existencia humana. Y esto está detenido. Es la acción.

En cuanto al efecto, millones de estudiantes se han detenido. Todo se trastocó. El sistema educativo federal y estatal, no obstante que se detuvo, no dejó de recibir sus presupuestos necesarios para sostenerse. Es decir, a maestros y maestras no se les ha dejado de pagar su sueldo.

El que sale de nuestros impuestos. Siguieron adelante institucionalmente hablando. No así las escuelas particulares. Esas se detuvieron y siguen detenidas. Esto ha traído graves consecuencia a 2 millones de alumnos.

Los que han tenido que emigrar al sistema público. Si tienen o no encontraron lugar, es una cosa. Pero son 17 mil instituciones educativas que para agosto del año pasado estaban tronando por falta de ingresos.

El 36% de su matrícula se había ya perdido. Hoy es mayor. Casi 100 mil personas que laboraban en las instituciones tuvieron que ser despedidas o se quedaron sin trabajo por falta de recursos económicos de las instituciones para solventar los gastos. Cientos han cerrado ya, definitivamente.

Las que se mantienen, les urge regresar a clases. Pues también son un negocio.

Señalaron el 1 de marzo para el reinicio. Alegaron que tendían todo tipo de cuidados y cumplirían con todos los protocolos que marca la pandemia que vivimos. Que de paso le comento, la gente se ha aligerado de una manera muy notoria. Ya la toman como algo que está aquí. Con lo que hay que vivir y se descuidan en cumplir los protocolos de salud y conservación.

La Asociación Nacional de Escuelas Particulares anunció que las más de 8 mil 190 escuelas que conforman su cartera de clientes regresarán a clases presenciales a partir del 1 de marzo de 2021, a pesar de que el semáforo epidemiológico por la pandemia de Covid-19 todavía no se encuentra en verde.

Esto debe de haber emocionado a más de dos, pero qué cree, ante el señalamiento del Frente de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANFE-ANEP), sobre un posible regreso a clases presenciales en las escuelas privadas afiliadas, el próximo 1 de marzo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) informa que la apertura de los planteles educativos dependerá de las disposiciones sanitarias vigentes.

La SEP reitera que es competencia de las autoridades sanitarias federales y locales, las disposiciones relativas al semáforo epidemiológico vigente, así como de la Ley General de Salud. Y tienen razón.

Asimismo, se informa que el regreso a clases presenciales será seguro, ordenado, gradual y cauto, siempre y cuando el semáforo epidemiológico esté en verde, y conforme lo determinen las autoridades locales, respetando los protocolos que ya conocemos. las nueve intervenciones, establecidas por las autoridades sanitarias y educativas federales, que incluyen realizar la limpieza profunda de los planteles escolares; aplicar filtros de corresponsabilidad sanitaria; guardar sana distancia y usar cubrebocas, entre otras.

Lo que indica que, aún falta mucho para que los educandos regresen a las diferentes escuelas.

Los progenitores deberán de seguir asistiéndoles y las escuelas particulares, seguirán desapareciendo.

El Covid, llegó para quedarse y para transformarnos la vida. Esa sí ha sido una real y auténtica transformación. La otra, la otra es puro cuento.

Ahí El Meollo del Asunto.

Read 329 times
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…