Friday, 23 October 2020 00:00

Vaya lío que armó el Papa.

Written by  Daniel Valles
Rate this item
(0 votes)
Daniel Valles. Daniel Valles.
Si amigos, vaya lío que se armó por las declaraciones del Papa Francisco en una entrevista que concede los diarios “La Nación” (Argentina) y “Corriere della Sera”, (Italia).

Sólo una noticia proveniente de la Santa Sede, haría que los medios de comunicación dedicaran comentarios y notas a este tema tocado por el Papa, sin dejar de atender los importantes, el Covid en México, la política y la economía nacional y la corrupción.

Y es que el Papa Francisco habló de un tema sensible, álgido. Delicado. Que involucra no sólo a organizaciones y sus ideologías. Involucra a personas con sentimientos en ambos casos del espectro ideológico. Quienes están a favor y quienes están en contra del matrimonio entre personas homosexuales.

Un tema añejo y muy manoseado por la corrupción ideológica, como el del aborto. Pero no tanto.

La controversia y la polémica se da, cuando el Papa Francisco declara. CITO TEXTUAL, para no darle algún tipo de giro o “spin”, como se le dice en el argot periodistico.

Las palabras exactas del Papa fueron: “Las personas homosexuales tienen derecho a estar dentro en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso”, explicó el pontífice en el documental realizado por el estadunidense de origen ruso Evgeny Afineevsky y presentado en la Fiesta del Cine de Roma”.

HASTA AHÍ LO DECLARADO.

Al leerlo hace varias noches atrás supe de inmediato lo que provocaría. Un duro golpe para los grupos en contra del matrimonio entre homosexuales y un apoyo “involuntario o no, “que el Papa le está dando a la causa de los matrimonios homosexuales.

Los congresos locales y el federal del país tienen ahora argumentos de peso para legislar a favor.

Es tal vez el giro o “spin” que necesitaban para sacar de la congeladora parlamentaria las iniciativas de ley que legalicen tales contratos civiles.

Lo que vendría a darle certidumbre jurídica a las uniones homosexuales. Las que se han dado desde siempre.

Durante los días posteriores a la publicación de la entrevista, los grupos que duramente cabildean en contra de tal legalización, han estado intercambiando argumentos para tratar de entender lo que el Papa dijo.

Ya dicen una cosa, ya dicen otra. Deben de sentirse como cuando un boxeador recibe un gancho al hígado que le afloja las piernas. De hecho, he podido detectar cierto tono de coraje y reprobación ante lo declarado por el Papa.

Quien, de facto apoya el que tales personas estén protegidas por las leyes de los países donde residan. Lo que es no sólo lógico, sino de toda justicia. Lo dijo desde que era obispo en Buenos Aires. (https://www.ncronline.org)

¿Por qué es lógico? Porque ante la ley somos iguales. Somos personas.

Independientemente de la preferencia sexual, credo religioso, color de piel afiliación política, etc. Claro, esto es en teoría. La realidad racista es diferente.

Es un hecho que los grupos a favor de los matrimonios homosexuales van a citar una y otra vez lo dicho por el Papa. Sea este el contexto o no de lo que haya dicho. La declaración es tajante, definitiva y permite tal libertad.

¿Qué sostiene la Iglesia Católica?

El Sumo Pontífice Juan Pablo II, en la audiencia concedida al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 28 de marzo de 2003, ha aprobado las presentes Consideraciones, decididas en la Sesión Ordinaria de la misma, y ha ordenado su publicación.

“La Iglesia Católica enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad.

Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad.

La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad”.

Este documento circula nuevamente entre los grupos en contra del matrimonio entre homosexuales a manera de forma de defender e interpretar lo declarado por el Papa. Alegan que no puede ir en contra de la doctrina de la Iglesia, por muy Papa que sea. Alegan que lo sacan de contexto.

La Agencia Católica de Informaciones - ACI Prensa, de inmediato a respondido con las declaraciones oficiales de los veceros del Vaticano. CITO TEXTUAL.

El Padre Thomas Rosica de la Sala de Prensa de la Santa Sede explicó que el Papa Francisco no apoya las uniones homosexuales como informaron ciertos medios que distorsionaron sus declaraciones en alusión a las uniones civiles en la entrevista que concedió a los diarios La Nación (Argentina) y Corriere della Sera (Italia).

El sacerdote señaló que “algunos periodistas han interpretado las palabras del Papa para reflejar una apertura de parte de la Iglesia a las uniones civiles. Otros han interpretado sus palabras como si estuviera hablando del asunto de las uniones del mismo sexo”.

Amigos, El matrimonio es un pacto y el pensamiento modernista de que es una relación, contrasta grandemente. La unión por medio del pacto no es resultado del amor, el amor es el resultado del pacto.

La defensa del matrimonio no debe de ser confundida con un discurso de odio, invectivo. No debería.

Seguir la pauta marcada por el Papa, es una línea sana para llegar no a un acuerdo, sino a conciliar posiciones que debido al antagonismo y a la animadversión existente entre los grupos a favor y en contra no lo hacen.

Así que, aprendan del Papa y actúen en consecuencia. Ahí El Meollo del Asunto.

Read 356 times
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…