UACJ

Pulso Industrial

Thursday, 04 October 2018 00:00

A 50 años de la masacre... El horror crece

Written by  Raúl Ruiz
Rate this item
(0 votes)
No fueron tantos los muertos y desaparecidos, comparados con el terror que vivimos hoy; a 50 años de la masacre de Tlatelolco. (1968)

Pero el impacto sufrido entonces por el ataque de las fuerzas militares contra jóvenes estudiantes desarmados lo hace particularmente horrendo.

Casi medio siglo después, a 4 años de la desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa, en la que la "verdad histórica" fabricada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, nos ofrece una historia que ya contada por su chivo expiatorio, es espeluznante, pero por alguna razón ya no nos conmueve tanto.

¿Por qué ya no nos causa horror la crueldad con la que supuestamente fueron muertos y calcinados los 43?, vivimos tiempos sórdidos en los que incineraciones, mutilaciones, decapitaciones y otras prácticas sanguinarias, dejaron de atribularnos.

Horrores aparte, el movimiento estudiantil ha tenido multitud de lecturas y sin duda, es un referente histórico.

Todo inicia con la supuesta negociación de un pliego petitorio, que por cierto, no les aceptó nunca el gobierno.

6 puntos del pliego petitorio.

  1. Libertad de todos los presos políticos. Aquellos estudiantes y activistas detenidos por manifestarse.
  2. Derogación del artículo 145 del Código Penal Federal, el cual regulaba los delitos de disolución social, que se entendían como la difusión de ideas que perturben el orden público o afecten la soberanía nacional.
  3. Desaparición del cuerpo de granaderos, grupo policial que participó en varios actos de represión estudiantil previos al 2 de octubre.
  4. Destitución de los jefes policíacos Luis Cueto y Raúl Mendiolea,  quienes fungían como el jefe y el subjefe de la policía capitalina respectivamente, y habían tenido roces con los estudiantes en varias ocasiones.
  5. Indemnización a las víctimas de los actos represivos, pues antes de la masacre de Tlatelolco, ocurrieron varios enfrentamientos que dejaron estudiantes muertos.
  6. Deslinde de responsabilidades de los funcionarios involucrados en actos de violencia contra los estudiantes y establecer un diálogo público entre autoridades y el CNH para negociar las peticiones.

El gobierno jamás negoció con los líderes del movimiento y respondió de la forma en que ya sabemos.

Dicen que el 2 de octubre no se olvida, pero conforme pasa el tiempo, las generaciones van echando la histórica matanza de Tlatelolco al cajón de los olvidos.

No fue sólo despotricar contra el gobierno, fue un parto como sociedad, que nos enseñó que para construir una sociedad mejor, podemos hacer escuchar nuestra voz a través de la unión y la organización.

Una enseñanza a las generaciones ulteriores para dejar claro que la represión y la violencia son formas que, tienen un precio muy alto en la historia, que marcan a los hombres del poder, sus mandatos, sus nombres y su legado como servidores públicos.

El 2 de octubre también como parteaguas en el desarrollo económico político y social de México.

Un hecho histórico que marcó definitivamente la vida de los mexicanos.

A partir de entonces un movimiento artístico y cultural invadió al mundo y la juventud dio la cara ante la parsimonia de generaciones anteriores.

Dice Elena Poniatowska, “El movimiento estudiantil de 1968 fue en buena medida producto de la intolerancia. Los enfrentamientos del 22 y 23 de julio entre alumnos de las vocacionales 2 y 5 del Politécnico con estudiantes de la preparatoria privada Isaac Ochoterena provocaron una explosión de inconformidad por la violencia de la intervención de la policía. La represión de los manifestantes de 26 de julio, las detenciones de miembros del Partido Comunista y, sobre todo, el bazucazo en la puerta de la Preparatoria 1, antiguo Colegio de San Ildefonso, el 30 de julio, fueron detonantes adicionales de un movimiento que reflejaba también el espíritu de rebelión de una nueva generación, no sólo de México sino el el mundo.”

Díaz Ordaz, justificaba el hecho sangriento: "... había un plan comunista para desestabilizar al país en vísperas de los Juegos Olímpicos de 1968".

Salvador Martínez Della Roca. (El Pino) líder estudiantil de aquellos momentos, opina hoy... “En cualquier momento puede haber otro estallido estudiantil, a ver si con López Obrador se reconcilia el gobierno con la sociedad”.

Read 11 times
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…